lunes, 31 de octubre de 2011

Manual para crear guerras



Fórmula Rothschild

Cinco puntos esenciales para mantener la hegemonía bancaria a través de la creación de guerras artificiales.

1. La guerra es el último desafío que debe superar cualquier gobierno. Si consigue encarar con éxito el desafío de la guerra, sobrevivirá. Si no puede, desaparecerá. Todo lo demás es secundario. La justicia de sus leyes, la prosperidad de sus ciudadanos y la solvencia de su Hacienda serán rápidamente sacrificadas por todo gobierno en aras de su supervivencia.

2. Por tanto, lo que sigue es necesario para asegurar que todos los gobiernos continúen aumentando su endeudamiento: envolverles en la amenaza de una guerra o en una guerra en sí misma. Cuanto mayor sea la amenaza de guerra o de mayor magnitud sea la guerra, mayor será el endeudamiento.

3. Para involucrar a un pueblo en una guerra o en una amenaza, será necesario tener enemigos con una capacidad militar adecuada. Si esos enemigos existen, tanto mejor. Si los tienen, pero no con una capacidad militar adecuada, será necesario proporcionarles dinero para que adquieran esa capacidad de hacer la guerra. Si no se tiene ese enemigo en absoluto, entonces será necesaria la creación de uno, financiando el advenimiento de un régimen hostil y guerrero.

4. El obstáculo final a superar lo constituirá si un gobierno declina financiar guerras a través de la deuda. Aunque esto pueda ocurrir, cuando esto acontezca será necesario apoyar a la oposición interna, insurrección o revolución para reemplazar al gobierno por otro que sea más adecuado a nuestros intereses. El asesinato de jefes de estado puede jugar un importante rol en este proceso.

5. No se puede permitir que ninguna nación sea mucho más fuerte militarmente que sus adversarios porque eso podría llevar a la paz y a la reducción de la deuda. Para ejecutar este balance del poder, será necesario financiar a los dos bandos en conflicto. A menos que uno de los combatientes sea hostil a nuestros intereses (en cuyo caso deberá ser destruido), a ninguno de los bandos se le debe permitir una victoria clara. Mientras que nosotros siempre proclamaremos las virtudes de la paz, nuestro objetivo no nombrado será la guerra perpetua.

(Encontrado por ahí)

martes, 25 de octubre de 2011

Contrarrevolucionarios varios




Vosotros, fascistas, sois los terroristas:

Escuálidos, en Venezuela. Apelativo extendido desde que Hugo Chávez afirmó que las marchas de la oposición eran escuálidas. Lamentan la distribución de la riqueza del petróleo, porque antes sólo les llegaba a ellos.

Gusanos, en Cuba. Denominación implantada desde que la propia CIA llamaba así a sus infiltrados en la isla. Tienen una amplia colonia en Miami.

Momios, en Chile. Los seguidores de la momia de Pinochet y todo lo que entraña el recuerdo de ese monstruo que aplastó la esperanza allendista.

Rabiblancos, en Panamá. Miembros, por lo general caucásicos, de las familias de la élite.

Fresas, en México. Jóvenes miembros de las clases pudientes o personas que se comportan como si lo fuesen. Por extensión, fascistas.

Pelucones, en Ecuador. Que están en contra del presidente Rafael Correa. Adinerados mezquinos y sus huestes.

Pitucos, en Perú. Reaccionarios burgueses derechistas acomodados y los que alardean de tales.

Sionistas, en Estados Unidos, Europa e Israel. Fachas nacionalistas judíos que se creen el pueblo elegido por Dios y ocupan territorios ajenos con toda su jeta.

Yihadistas, en todo el mundo. Tienen barba pero no bigote y son ultraconservadores islamistas. Actúan de títeres de Estados Unidos y Europa para asentar el neocolonialismo. Se les llama genéricamente Al Qaeda, para resumir.

Ratas, en Libia. Conglomerado de yihadistas, traidores y parásitos que pretenden -y parece que van consiguiendo- alzarse con el poder con la ayuda de la OTAN.

Toma, perro

Toma, perro, unos pastelitos muy ricos, una cosa exquisita. Pero el perro, absorto, no puede salir de su ensimismamiento en el horror.


viernes, 21 de octubre de 2011

Versatilidad acostumbrada


En la imagen, entrevista a Miguel Fernández Soto, que habla del nuevo libro sobre Vázquez y dice de mí:

"Antonio Tausiet, que con su versatilidad acostumbrada nos habló de La abuelita Paz y el Vázquez misceláneo"

jueves, 13 de octubre de 2011

Ella no lo sé


Fumando en el tren, cuando se fumaba en los trenes. Yo estoy a favor. Una mujer me pidió fuego en un tren una mañana de agosto y le dije que quedáramos en octubre y apareció. No la volví a ver, pero si no se hubiese fumado en los trenes yo no sería el mismo y ella no lo sé. Era quizás 1986.

Ahora es malo que los niños sepan de la muerte, que los bares sepan del tabaco, que los trenes sepan del trayecto, que los cantantes sepan del lenguaje, que los pueblos sepan del pasado.

Ahora y siempre. No hay un hoy fatal y un ayer rememorable, excepto en experiencias personales concretas. Hoy no es peor, nunca, excepto para los nostálgicos pesimistas de siempre.

Todas estas reflexiones no son más que excusas para poner la foto de Dylan con sus gafas icónicas. Las mismas que me compré el otro día para disfrazarme en el metro de Barcelona después de elegir entre decenas y ahora veo que venden en Zaragoza por todas las esquinas.

lunes, 3 de octubre de 2011

Tavolara es así



El rey Tonino, la pika sarda, las cabras salvajes, la foca monje, los delfines mulares y la OTAN.

La isla de Tavolara, junto a Cerdeña, fue uno de los países soberanos más pequeños del planeta, aunque ahora pertenece de facto a Italia, que nunca se la anexionado formalmente. De hecho, su actual monarca, Rey Tonino, tiene allí un restaurante y como ministro de asuntos exteriores al príncipe historiador Ernesto-Geremia de Tavolara.

Pero la cosa no acaba ahí. Los últimos ejemplares del extinto mamífero pika sarda vivieron en Tavolara. Desde los años 60 las sustituye una base de la OTAN, que además eliminó la población de cabras salvajes. La foca monje también desapareció por aquella temporada, aunque quedan aún delfines mulares y almejas gigantes.

Todos los datos, copiados de Wikipedia.

sábado, 1 de octubre de 2011

Bancarización: ahora las cajas de ahorro ya son también los mercados


Una caja de ahorros es una entidad financiera sin ánimo de lucro cuya parte de beneficio que no se acumula en reservas se destina a obra social y cultural. Sus dueños son, en principio, las asociaciones filantrópicas civiles o eclesiásticas que las fundaron (formadas por personas concretas que se lucran con el dinero obtenido sin ánimo de lucro, a través de operaciones financieras legales). Forman una red económica de poder, al controlar los medios de comunicación de sus respectivas regiones y decidir los créditos que se conceden a las administraciones. Su estatus legal de fundaciones es el mismo que el de una ONG. Se suele argumentar que son empresas "semipúblicas".

En 2010, el Fondo Monetario Internacional instó a España a que convirtiese las cajas de ahorro en bancos.

Un banco es una sociedad mercantil -con ánimo de lucro- constituida por acciones de bolsa. Su actividad financiera (comprar y vender dinero) está dedicada a incrementar su capital y repartir dividendos entre sus accionistas.

En 2011 ha comenzado el proceso de "bancarización" de las cajas de ahorro españolas. Caja Madrid, La Caixa, Ibercaja y otras ya son bancos. Sus responsables argumentan que "no van a perder la esencia".

La respuesta social ante este atraco a mano armada ha sido nula. Por un lado, los ciudadanos no detectan ninguna diferencia entre una caja y un banco, puesto que su actividad es exactamente la misma y el ánimo de lucro es evidente en ambos casos. Por otro lado, el proceso se está realizando sin más explicaciones, dirigido por un gobierno con el llamado Partido Socialista en el poder.

Como tantos otros atropellos a la ciudadanía en esta democracia, la operación no tiene vuelta atrás. Si hubiese algún atisbo de participación ciudadana, las cajas de ahorro estarían pasando por un proceso de modernización transparente, adecuándose a las necesidades sociales de nuestro tiempo, invirtiendo sus beneficios en las carencias más acuciantes, y siendo controladas por el Estado de Derecho. Sin embargo, asistimos impávidos a la transformación de unas entidades benéficas en bancos privados. Los mercados.

(Al menos hay un manifiesto contra todo esto. Pero no lo firma ni Rita la Cantaora)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...